Hilo dental: ¿Por qué usarlo y cómo?

por Clínica Such Salud dental

Nuestra higiene bucal es algo que debemos tomarnos muy enserio. Para que nuestra higiene sea perfecta y tener unos dientes y una sonrisa igualmente perfectas es necesario seguir una buena higiene. La higiene dental perfecta va más allá del uso del cepillo de dientes, también necesitamos el hilo dental y los enjuagues. Hoy en la Clínica Such te hablaremos sobre la importancia de utilizar el hilo dental y sobre cómo usarlo.

¿Por qué usar el hilo dental?

El hilo dental ayuda a realizar una limpieza con mayor profundidad. En nuestra boca hay zonas a las que nos resulta imposible acceder solo con el cepillo. En estas zonas se acumula placa bacteriana y suciedad. Para llegar a ellas y tener una limpieza óptima necesitamos utilizar el hilo dental. 

Gracias al hilo dental podemos limpiar perfectamente la zona interdental, el espacio entre dos dientes. De no hacer esta limpieza podemos tener caries o problemas en las encías. Problemas que luego pueden requerir de tratamientos dentales como endodoncias o periodoncias.

¿Son iguales todos los hilos dentales?

La respuesta a esta pregunta es un NO rotundo. En el mercado actual existen diferentes tipos de hilos dentales. El más común es el hilo de nylon que normalmente lleva una capa de cera y también sabores. El principal problema de este hilo es que se suele deshilachar entre los dientes que están más juntos.

Otro de los hilos dentales más comercializados es el hilo de PTFE. Aunque tenemos que reconocer que este hilo es más caro su precio vale la pena. Este hilo es de una calidad muy superior y no se deshilacha.

¿Cómo y cuándo utilizar el hilo dental?

El hilo dental no debe pasarse tras cada cepillado, pero sí que es recomendable su uso al menos una vez al día. Para realizar una limpieza en profundidad y evitar las caries debes usarlo preferiblemente por la noche, junto con el cepillado. Ten en cuenta además estos consejos para realizar bien el proceso:

  • Realiza los movimientos suavemente y evita rozar el hilo con brusquedad sobre las encías, puedes producir sangrados.
  • Enrolla el hilo con tus dedos generando una tensión que te permita pasarlo con firmeza, pero suavidad, entre tus dientes.
  • Desliza el hilo hacia arriba y abajo entre los dientes. 

Recuerda que si el espacio entre tus dientes es muy grande porque te falta una pieza, el hilo no es la solución. Para estos casos es necesario utilizar un cepillo interproximal que te permitirá limpiar este espacio de forma eficaz y segura.

Por último te recordamos que en la Clínica Such de Valencia siempre estamos dispuestos a ayudarte en cualquier problema que tengas. No dudes en consultarnos tu caso sin compromiso.