Los peligros de los piercings en la lengua y el labio

por Clínica Such Salud dental

La moda muchas veces pasa factura a nuestra salud. La semana pasada os hablábamos de los peligros del diastema, la separación interdental de forma artificial, y hoy os queremos hablar desde la clínica Such de los peligros de los piercings para nuestra salud bucodental. Toma nota. 

Los piercings en la lengua. Peligros e inconvenientes

Los piercings realizados en la lengua son probablemente los que más inconvenientes acarrean. Varios estudios realizados por la prestigiosa Universidad Rey Juan Carlos de Madrid envían alarmantes datos sobre ellos: problemas relacionados con inflamación de la lengua, dolores, dificultada para hablar y masticar, alteración del gusto, sangrado, infecciones o alergias.

Además de todo ello tu salud bucodental también sufrirá las siguientes consecuencias:

  1. Fracturas y roturas de piezas dentales por choques con el piercing.
  2. Daños en el esmalte, las encías o empastes.
  3. Halitosis. Mal aliento causado por una mayor tendencia a acumularse suciedad y bacterias, tanto alrededor del piercing como en el mismo.
  4. Aumenta el riesgo de cáncer oral.

Los piercing en el labio. Peligros e inconvenientes

Además de todo lo mencionado anteriormente los piercings en el labio tienen un inconveniente añadido, y es que la parte interna del piercing va dañando con el paso las encías, erosionándolas y causando daños irreversibles. En el peor de los casos la erosión puede ir acompañada de la pérdida de las piezas, mayor sensibilidad dental u sangrados. En estas imágenes puedes ver un caso avanzado en el que se ha producido esta erosión.

daños piercing labio encia

¿Cómo minimizar los riesgos?

Si tras todos los argumentos aportados no te hemos convencido para que no te realices un piercing en la zona bucal también te aconsejaremos por si decides hacerlo igualmente o, por si ya lo tienes. Lo recomendable es llevar materiales de plástico en lugar de metales y apostar por barras finas, pues el tamaño del piercing es menor y el daño también.

Además cuando ya haya cicatrizado también es aconsejable que temporalmente los extraigas para enjuagar la boca con productos específicos a la par que desinfectas el piercing y lo limpias en profundidad.