La limpieza lingual en la salud bucodental

por Clínica Such Salud dental

La importancia de cepillarse los dientes está prácticamente asumida en nuestra cultura, el cepillado detrás de cada comida se ha convertido una rutina para millones de personas, pero ¿Y la limpieza de la lengua? Hoy en la clínica dental Such te hablamos de la limpieza lingual y de su importancia para mantener una boca sana y limpia.

¿Por qué es importante limpiarse la lengua?

La lengua contiene muchas bacterias y si no retiramos de forma diaria esta suciedad y restos de alimentos es muy probable que estemos favoreciendo la proliferación de gases malolientes que darán lugar a la halitosis. Además al cepillar los dientes sin completarlo con la limpieza de la lengua estamos realizando una limpieza incompleta que podrá dar lugar a caries o problemas bucodentales más graves. Sería algo similar a limpiar únicamente el WC por fuera, procurando que estuviese blanco y reluciente pero sin profundizar en su interior.

¿Cómo y con qué frecuencia deberíamos limpiar la lengua?

Al menos una vez al día, mejor antes de acostarnos, debemos utilizar un limpiador específico para limpiar la lengua. Los limpiadores linguales tienen dos caras, una con el perfil ondulado que retira las bacterias más superficiales de la parte central de la lengua y otra con una silicona lisa para una limpieza más en profundidad de los bordes de la lengua.

limpiador lingual

Con un limpiador lingual como el de la imagen la limpieza se realiza situando el limpiador en la parte inicial de la lengua y arrastrándola hacia delante. Es importante aclarar el limpiador con agua tras cada pasada para eliminar las bacterias y no volver a introducirlas de nuevo en nuestra boca. Algunos cepillos de dientes también incorporan una pequeña silicona ondula en la parte exterior del cepillo que permiten una limpieza superficial ideal para acompañar tras cada cepillado dental.

¿En qué casos es imprescindible realizar una limpieza bucal?

Para nuestro equipo de expertos de la clínica Such de Valencia la limpieza lingual no ha de ser algo opcional, sino un paso más en nuestra rutina de higiene bucal. No obstante existen casos en los que esta limpieza es obligada, de forma todavía más necesaria que habitualmente, como en los pacientes con halitosis.

La halitosis es un problema de mal aliento asociado al cúmulo de bacterias en nuestra cavidad bucal. Cuando realizamos una limpieza en profundidad estamos eliminando de la forma más precisa posible todas las bacterias de nuestra boca, incorporar la limpieza lingual reducirá en un 50% el mal aliento en tan solo unas semanas.