¿Tienes miedo a ir al dentista? Te ayudamos a superarlo.

por Clínica Such Salud dental

El pánico y el miedo a acudir al dentista es muy frecuente. Muchos pacientes tienen miedo a sentarse en la silla del dentista y algunos directamente lo evitan y no acuden a no ser que sea estrictamente necesario, cuando no tienen más remedio. Hoy en la clínica dental Such te damos las claves para superar el miedo al dentista.

Principales causas del miedo al dentista

El miedo al dentista puede darse por diversas razones, aquí te nombramos las más comunes y aquellas que más nos repiten nuestros pacientes.

  1. El dolor o el pánico a las inyecciones

En determinadas ocasiones la visita a la consulta del dentista es sinónimo de dolor. Cuando tenemos que extraer una pieza o realizar una ortodoncia nos sometemos a procesos ligeramente dolorosos y aquellos que no toleran muy bien el dolor prefieren evitarlo.

  1. Una mala experiencia previa

Otras ocasiones los pacientes tienen miedo porque han sufrido una mala experiencia con otro dentista que, por diversas razones, no los ha atendido correctamente.

  1. Es incómodo

Si tienes que realizar una tratamiento intenso es probable que tengas que permanecer con la boca abierta durante un largo período de tiempo, y esto no es muy cómodo que digamos.

  1. El presupuesto

En nuestro país la salud dental no cuenta con una cobertura médica gratuita como el resto del sector. Si tienes grandes problemas en tu boca lo más probable es que tengas que gastar dinero para arreglarlos.

¿Cómo superar el miedo al dentista?

Nuestro principal consejo es que busques una clínica dental de confianza en la que el personal y los profesionales que trabajan en ella te inspiren confianza y seguridad. En la clínica dental Such nos esforzamos por mimar a nuestros pacientes y hacerlos sentir como en casa. Lo ideal es que nos comuniques tus miedos para que nuestros profesionales lo tengan en cuenta a la hora de atenderte. Mientras esperas, o durante la consulta, trata de mantener una conversación distendida en la medida de lo posible. 

Una vez hayas localizado tu clínica evita retrasar el momento de acudir. Pide cita a primera hora de la mañana, si es posible, para evitar echarte atrás y acudir. Prepárate mentalmente, te garantizamos que saldrás vivo de la experiencia. No dudes en pedirle una respiro a tu dentista o en establecer una clave que le haga saber que necesitas parar un momento.

Si tienes otras fobias, como el miedo a tener objetos en la boca o similar, valora la posibilidad de permanecer sedado durante la visita. Y si tu problema es el presupuesto no te preocupes. En la clínica dental Such nos adaptamos a tus necesidades y te podemos ofrecer cómodas alternativas de pago.